Tienes lunares rojos descubre por qué aparecen y si son peligrosos

Tienes lunares rojos descubre por qué aparecen y si son peligrosos

Te ha pasado que un día te miras fijamente en el espejo y comienzas a notar cosas que antes no habías visto? Una nueva espinilla, arrugas alrededor del ojo, líneas de expresión, incluso lunares nuevos; y aunque en su mayoría, éstos no representan nada alarmante, dependiendo su color, tamaño o forma, podrían ser señales de algunas enfermedades, por ello, hoy te explico por qué salen los lunares color rojo y si te encuentras en peligro.

Los lunares, también llamados “nevos”, son pequeñas manchas que miden no más de 6 milimetros (1/4 de pulgada), y según especialistas de Mayo Clinic, una persona puede llegar a tener hasta 40 lunares por todo su cuerpo. Los hay de muchos colores: marrones, color canela, negros, rosados, e incluso azules, pero hoy hablaremos de aquellos que son de color rojo, y que son conocidos como “puntos de rubí”.

Por qué salen los «puntos de rubí»? Los lunares en general, aparecen debido a que las células de la piel (melanocitos), las encargadas de producir la melanina que darán color a nuestra piel, se aglomeran en ciertos espacios de nuestro cuerpo, teniendo como resultado más pigmento es esa zona, conformando puntos de diversas formas.

Los puntos de rubí, se presentan mayormente en mujeres mayores de 40 años y los factores por los cuales aparecen son varios como, por ejemplo: alguna falla en nuestro sistema circulatorio, causando una especie de “várices” que crecen en forma vertical; por genética, es decir que algún familiar nos lo haya heredado; exposición al sol, ya que muchas veces aquellos lunares identificados como marrón pueden cambiar de color al quemarse con rayos solares causando una irritación.

Cuándo debería preocuparme si tengo lunares rojos? En casos muy particulares, los lunares en general pueden ayudarnos a detectar algunas enfermedades, como la resistencia a la insulina o diabetes, infecciones en la piel, alergias o en casos extremos cáncer de piel, pero tranquila, sólo si presentas alguno de los siguientes síntomas, es posible que debas acudir con tu médico:

-Aparición de muchos puntos rojos en sólo algunas zonas de nuestro cuerpo

-Si los lunares pican, duelen o molestan, se trata de algo anormal

-Los puntos sangran con tan sólo tocarlos

-Cambian de color, forma o textura y sus bordes se vuelven rugosos

Cómo puedo eliminarlos? Si no presentas ninguno de los síntomas anteriores, puede “descansar tu alma”, ya que sólo podría tratarse de un lunar más, y no existen repercusiones médicas a largo plazo. Sin embargo, si no te gusta cómo lucen, no te preocupes, ya que existen varios procedimientos quirúrgicos con los cuales pueden ser retirados.

Primero: acude con un dermatólogo, ya que intentar retirarlos de forma casera puede resultar un poco peligroso. Segundo: dependiendo de tus necesidades y posibilidades, podrás elegir entre varios métodos como: la electrocoagulación, que se caracteriza por ser una alternativa bastante económica, o los láseres vasculares, los cuales se posicionan como la mejor manera de retirarlos ya que garantizan que no vuelvan a salir.

No importa cuánto tiempo nos tardemos, siempre es bueno verse directamente en el espejo, ya que sólo así podremos observar ciertas anormalidades en nuestro cuerpo que pueden ser señales de padecimientos mucho más serios, ya que no siempre los síntomas son tan presentes. Y tú, ¿te viste hoy en el espejo?

error: Content is protected !!
close